Skip to main content

¡Combate la caída del pelo con el limón!

El limón posee propiedades alcalinizantes, acelera el metabolismo, afina la sangre y es una gran fuente de vitamina C. Al mismo tiempo, el limón es un antioxidante y previene el envejecimiento.

Cuando se ingiere, antes de tomar el desayuno, actúa como desintoxicante del organismo, eliminando eficazmente sustancias perjudiciales como el ácido fosfórico, el ácido úrico y la urea. El limón actúa en las mucosas, funcionando como un anti-inflamatorio y haciendo que nuestro sistema digestivo trabaje convenientemente.
A nivel de los problemas gastrointestinales, el limón posee ácidos que van a eliminar las bacterias y los gérmenes que, en el futuro, pueden dar lugar a úlceras. Es un fuerte aliado contra los gases y las fermentaciones. Contribuye al buen funcionamiento del hígado, páncreas y vesícula.

Podríamos continuar enunciar todas las ventajas del limón, pero en este artículo nos centraremos en uno solo: la prevención de la caída del cabello.
El limón aplicado en el cabello es eficaz en el tratamiento de este problema y es espectacular. Además de ser eficiente, los resultados surgen rápidamente. Su cabello se detiene inmediatamente de caer, aumentan de volumen y se vuelven más brillantes.

Manténgase informado de este tratamiento simple.
  1. En primer lugar, usted debe lavar bien sus cabellos
  2. A continuación, enjuague y corte un limón en dos mitades (sólo necesitará una de esas mitades)
  3. Tome una de las mitades y pase por su pelo, de modo que el jugo del limón se extienda por todo el cuero cabelludo
  4. Esperar durante 20 a 30 minutos para que el jugo actúe
  5. Después de ese tiempo, lave muy bien con agua para retirar todo el jugo del limón y vuelva a enjuagarse.
  6. Tenga en cuenta que no debe exponer su cabello a la luz del sol después del tratamiento, para evitar quemaduras. Haga este tratamiento durante la noche, antes de acostarse, por ejemplo. Repita el tratamiento una vez cada semana.
Mucha gente tiene la oportunidad de ser alérgica al limón. Es importante que, antes de llevar adelante este tratamiento, usted identifique si es o no alérgico. Para ello, basta antes del tratamiento, pasar un poco del jugo del limón y verificar si sucede algún tipo de reacción alérgica. Si ya se sabe que es alérgica, este tratamiento no es para usted.